Saltar al contenido

El jardín: toda la información necesaria para ser un experto de la jardinería

Un jardín se puede definir como una zona o espacio terrenal donde se pueden sembrar y cultivar una gran variedad de plantas, flores y vegetales. En este también se pueden colocar elementos decorativos, como, por ejemplo, fuentes.

En el mundo, existe una gran variedad de tipos de jardines, los cuales también se clasifican dependiendo de sus características. Para iniciar en el mundo de la jardinería, antes debemos tener conocimiento de los aspectos básicos de estos.

jardines verticales

Tipos de jardines y sus clasificaciones

Por su uso

  • Jardín público.

Un jardín público es aquel que se encuentra en lugares, que como su nombre lo indica, de libre acceso.

  • Jardín privado.

Es todo lo contrario que el tipo de jardines anteriormente mencionado. Este, por su parte, está destinado para el uso propio o de invitados del propietario de este espacio.

Por las plantas que en este se encuentren.

  • Jardín de cactus.

Este tipo de jardines se caracteriza por poseer, en su mayoría, incluso en su totalidad, varias especies de cactus.

  • Jardín de helechos.

Como su nombre lo indica, este jardín está conformado, por una gran variedad de plantas llamadas helecho.

  • Jardín herbal.

La hierba o yerba, es un tipo de planta cuyo tayo es de color verdoso, con órganos de características leñosas.

  • Jardín de rosas.

Este tipo de jardines es uno de los más famosos del mundo, pues contiene las flores más conocidas.

Por su estilo estético.

  • Jardín acuático.

Como su mismo nombre lo indica, el jardín acuático es aquel que su entorno principal es el agua.

  • Jardín tropical.

Los jardines tropicales suelen contar con árboles muy frondosos y de hojas grandes. Así como también, las flores que se acostumbran a usar en ellos, son raras y exóticas.

  • Jardín vertical.

Entre los jardines más peculiares y armoniosos, se encuentran los jardines verticales. Como su nombre lo indica, se caracterizan por ordenar las plantas y flores de forma vertical, comúnmente en paredes.

  • Jardín Zen o feng shui.

Proviene del gigante asiático, China, y se caracteriza por estudiar auras que son transmitidas entre el humano y la naturaleza. Este es un motivo muy válido para elaborar un jardín feng shui en nuestras casas.

  • Jardín Japonés.

Trabajan con las energías entre hombre y naturaleza, pero enfocándose más en las que transmiten las plantas al ser humano.

  • Jardín árabe.

Este tipo de jardines se caracteriza por dar un ambiente de romanticismo. Suele ser el preferido de aquellos que poseen patios centrales.

  • Jardín inglés.

Los jardines ingleses suelen encontrarse en parques públicos o en residencias con un gran espacio. Se caracterizan por la inclusión de estatuas y esculturas como parte de la decoración de estos.

Son inspirados en parques antiguos, oriundos del siglo XVIII, que se encuentran en algunas partes de Inglaterra. Estos parques se caracterizaban por su gran cantidad de monumentos y esculturas. El parque Englischer Garten es uno de los más famosos de este estilo.

Consejos y trucos para la jardinería

La jardinería puede parecer una actividad demasiado demandante y poco productiva, en cuanto a lo económico. Pero todo con dedicación y entusiasmo logra convertirse de tedioso a atractivo en un corto período de tiempo.

Si deseas ser un experto de la jardinería, sin necesidad de un gran esfuerzo, te invitamos a leer este post, completo.

Trucos para ser experto de la jardinería.

  • Cáscaras de huevo.

Planta semillas dentro de cáscaras de huevo. Este elemento aporta una gran cantidad de propiedades beneficiosas a la planta y a la tierra que se encuentra allí.

Esto comúnmente se realiza en aquellas temporadas donde la situación climática no permite realizar siembras en el patio o jardín. Lo mejor es que, cuando ya las condiciones climáticas lo permitan, no hay necesidad de realizar una trasplantación.

  • Siembra caléndulas como repelente.

Debido a su fuerte olor, la planta llamada caléndula, puede ayudarte a mantener algunas plagas lejos de tus plantas. Además, cuentan con raíces altamente aromática, también, lo que previene que gusanos arrasen con las raíces de otras plantas.

  • Usa tenedores plásticos como protección.

Para evitar que los animales crucen entre los sembradíos, lo mejor es colocar algunos tenedores cerca. Estos objetos le indicarán al gato o al perro que el paso por esa zona está restringido, dejando que las plantas crezcan con libertad.

  • Crea sistema de auto regado con botellas de vino.

Coge una botella, llénala de agua, tápala y con un martillo y un clavo, haz un pequeño hoyo en la tapa. Si la botella no posee tapa, no debes preocuparte, solo introduce algunas piedras pequeñas dentro de esta.

Con esta técnica de auto regado improvisado lograrás que el suelo, donde se encuentre la planta, se mantenga húmedo. El agua bajará lentamente de la botella, dejando escapar la cantidad necesaria para que no se gaste rápidamente.

  • Usa filtros de papel en las macetas.

Este filtro de papel evitará que el agua se separe rápidamente de la tierra donde está sembrada la planta. Logrará drenarse, pero de forma lenta, permitiéndole a la tierra absorber la mayor cantidad de nutrientes posibles de este líquido.

  • Planta en cáscaras de naranja.

Funcionan perfectamente como abono orgánico, luego de ser sembradas en la tierra, junto a la planta. Para que el agua no quede estancada en esta maceta natural, es realizar un pequeño agujero debajo de la cáscara.

Consejos para ser un profesional de la jardinería.

  • Planificar.

Antes de sembrar cualquier planta, lo primero que se debe hacer es crear un plan de acción. Para la realización de este plan, se debe planificar de forma correcta donde, cuando y como se va a sembrar.

  • Es tu jardín, no de los demás.

Lo más importante es que la decoración, las plantas y el estilo que le des a este lugar sea de tu agrado. La opinión de los demás no debe causar impacto en lo que tú quieres para tu jardín.

  • Mantenimiento.

Lo más aconsejable, en cuanto a las plantas que necesitan hidratación diaria, es realizar un riego matutino.

Otro consejo importante es mantener las herramientas en óptimas condiciones. Evitar a toda costa el óxido en aquellas que sean de materiales metálicos. Preferiblemente debes comprarlas de acero inoxidable.

El mantenimiento de jardines.

No es necesario contratar una empresa o persona experta en esta labor para poder tener nuestro jardín bonito. Mientras tengamos en cuenta cada uno de los siguientes factores, el exterior de nuestra casa se mantendrá saludable.

Riego e hidratación.

Esta tarea va a depender mucho del clima y la estación del año en la que nos encontremos. Ya que, en invierno, gracias a las lluvias y la humedad, no se necesitará regar tanto las plantas, como en verano.

Para las épocas más calurosas y secas, lo más recomendado es comprar e instalar un sistema de riego automático. En cambio, en los meses fríos, del invierno, regar el césped se puede hacer manualmente.

Eliminación de malezas.

La maleza será lo que más tiempo demande a la hora de llevar a cabo labores de mantenimiento de jardines. Esto solo si le permitimos que se salga de control y se apodere de un gran territorio de nuestro patio.

Además de perjudicar el buen aspecto de nuestro jardín, pueden legar a incidir en el crecimiento de nuestras plantas. Por eso lo mejor es arrancarlas o trasplantarlas a otro lugar (en caso de no querer quitarlas desde la raíz).

Acolchado separador.

Si está bien distribuido, el mulching logrará brindar otra visión a las plantas de nuestro jardín. En cuanto a los beneficios de salud, además de evitar crecimiento de malezas, aumentan la salud de la tierra.

El acolchado de suelo más recomendado es el que se fabrica con residuos de materiales de origen orgánico. Este, con el paso del tiempo, se descompondrá, brindándole así nutrientes y beneficios a la tierra que esté cerca.

Buen aseo de las plantas.

Para evitar que nuestras plantas y flores adquieran un aspecto desagradable, se debe tener cuidado en su limpieza. Factores como el clima, mala hidratación o algunos insectos, nuestras plantas pueden desmejorar su aspecto.

Lo mejor es eliminar esas zonas que no sean favorables para el crecimiento y apariencia de estas. Pétalos marchitados, hojas naranjas (por la llegada del otoño) y las ramas secas deben ser retiradas al notar su presencia.

Uso de fertilizantes.

El uso de abonos y fertilizantes es un factor que no puede ser pasado por alto. De esto también depende mucho la salud y el óptimo crecimiento de nuestras flores y plantas. Hay que acordarse de que unas plantas saludables dan menos trabajo en el mantenimiento de jardines.

Se debe tener en cuenta que cada planta posee una función específica, por eso la aplicación de fertilizante no es igual. Pero, normalmente, el abono y los productos fertilizantes deben ser aplicados en los días iniciales de la primavera.

Otros tips y claves para el mantenimiento de jardines

  • Evitar hojas fuertes en la podadora.
  • Incluir plantas que no requieran mucha atención.
  • Mantener armonía y equilibrio con las formas y colores del jardín.

Ideas para decorar jardines exteriores

División de jardín.

  • Jardines grandes.

Una idea perfecta para decoración de jardines exteriores con gran tamaño, es hacer una estrategia de ubicación. Determinar un espacio para sentarse a descansar, otro para fines recreativos, uno para comer. Así con todas las ideas que se vengan a la mente.

Al tener un jardín muy extenso, existen miles de posibilidades, solo se debe usar la imaginación y materializarlo. Esto, siempre y cuando, se adapte perfectamente al presupuesto con el que se cuenta, pues tampoco hay que exagerar.

  • Jardines pequeños.

Para la decoración de jardines exteriores pequeños, también son muy bien vistas las fuentes pequeñas. Además de no ocupar tanto espacio, estos objetos le dan una visión diferente al jardín.

Escoger el estilo decorativo que más te guste.

Existen muchos estilos para la decoración de jardines exteriores, tantos, que es casi imposible que no encuentres uno que se adapte a tus gustos. Solo debes ser muy cauteloso a la hora de encontrar el estilo ideal para ti.

Desde el estilo oriental, con algunas figuras decorativas asiáticas, pasando por el minimalismo, dando un toque serio pero atractivo. Son muchas las opciones que se pueden estudiar antes de tomar una decisión.

Coloca una fuente en el jardín.

Si tienes un jardín con un gran espacio disponible, un estanque es una de las mejores opciones para ti. A este, también se le pueden incluir algunos peces. Todo va a depender de tus propios gustos.

En caso de no tener mucho espacio en el jardín o de tener uno muy pequeño, en el mercado también hay fuentes de tamaño mini. Estas suelen ser un agregado muy decorativo y elegante para este espacio exterior de tu casa.

No crees tanto contraste.

Lo mejor es crear combinaciones de colores, materiales y formas que se complementen unas con otras. Todo esto, sin la necesidad de salirse del estilo decorativo que previamente fue escogido.

Este es un criterio que queda a decisión de cada persona. Pero colocar objetos o complementos en el jardín que no combinen no es algo muy llamativo. Lo mejor es siempre escoger los que más se parezcan y que encajen perfectamente con tus gustos.

Da color a tu jardín mediante las flores y plantas.

Existe una gran cantidad de flores y plantas que cuentan con colores que son muy llamativos. La idea está en escoger las que mejor combinen con los colores de fondo que se tengan en el jardín.

La variedad de colores puede ser un punto muy atractivo para ese espacio exterior de tu casa. Además, la armonía creada por los colores de las flores, suele ser un perfecto relajante visual.

Adquiere los muebles que mejor se adapten al tipo de jardín que tengas.

Antes de comprar cualquier mueble, porque se ve bonito o porque es llamativo, hay que tener en cuenta algunos factores. Todo va a depender de las condiciones y el ambiente con el que cuenta tu jardín y el lugar donde vives.

La madera para zonas con muchos cambios climáticos. El hierro para aquellos lugares tropicales o de climas templados. Por último, para localizaciones donde el calor hace más presencia que otra cosa, el aluminio es el indicado.

Algunas pautas para el diseño de jardines.

En cuanto al diseño de jardines, existe una gran cantidad de ideas y combinaciones que se pueden usar. Si no tienes nada en mente, esta entrada es perfecta para ti, conocerás algunos consejos para esto.

Estilos de diseño de jardines más conocidos.

  • Jardines formales.

Los jardines con estilo formal, son los indicados para aquellas personas amantes del orden y la armonía. Los espacios diseñados de esta forma tienden a tener algunas características específicas que los definen.

  • Jardines informales.

Al ser informales no se quiere decir que deban estar desordenados y no planificados. Con informal se quiere decir que cuenta con un orden asimétrico, bien planificado, el cual genera relajación y tranquilidad para algunos.

  • Jardines naturalistas.

Este es el estilo de diseño de jardines menos “ordenado” de los que se encuentran en esta lista. Esto porque tienden a tener un planteamiento más salvaje, dándole paso a más plantas que objetos.

Factores que se deben tomar en cuanta.

  • Localización.

El lugar donde vivimos va a influir directamente en nuestro jardín, así que es importante tomar este factor en cuenta. Dependiendo del clima, algunas plantas pueden crecer sanas y coloridas, mientras que otras morirán rápido.

Lo mejor que se puede hacer es solicitar asesoría de expertos. En la ciudad siembre hay tiendas de flores, donde hay trabajadores mejor preparados en la materia. Debemos acercarnos a ellos y solicitarles recomendaciones.

  • Condiciones del suelo.

La tierra, dependiendo del lugar donde se encuentra, puede variar en su nivel de PH. En algunos lugares, el PH de la tierra puede ser ácido, mientras que, en otras zonas, puede que sea alcalino.

Algo que también hay que tener pendiente, es revisar la calidad de drenaje del suelo de nuestro jardín. Esto puede servirnos de base para concluir si este espacio cuenta con condiciones de humedad o resequedad.

  • Luz artificial y natural.

Es extremadamente importante estudiar nuestro jardín, en cuanto a los lugares que reciben más luz solar durante el día. Creando un esquema escrito donde se refleje la zona con más exposición, con media y con nada de luz solar.

En cuanto a la luz artificial, también hay que saber en qué lugar se pueden colocar algunas lámparas. Además, hay flores y plantas que necesitan calor para sobrevivir, por lo que un bombillo caluroso es la solución para las noches más heladas.

  • Formas de la decoración.

Se debe intentar que las formas que sean escogidas, guarden una armonía especifica en nuestro jardín. Tampoco queremos que los lugares por donde se puede transitar se vean interrumpidos por una mala planificación de formas.

Debemos procurar dar forma a nuestro jardín, manteniendo un orden específico para no crear desorden visual. La fachada y los alrededores de nuestra casa también pueden ser de gran ayuda para tomar una decisión.

  • Plantas y flores.

Sin duda este es el factor más importante, de todos los que se han mencionado en esta entrada. Hay que tener en cuenta los tamaños, los colores y las formas de las flores que vamos a tener.

Combinar los colores, sin crear tanto contraste desordenado, es uno de los mejores consejos, para el diseño de jardines, que se pueden dar.

Contenido