Saltar al contenido
c1

Mantenimiento de jardines: los mejores tips y trucos

El jardín es el lugar de relajación y recreación de la mayoría de las personas alrededor del mundo. Por esto, el conocimiento de técnicas y consejos para el óptimo mantenimiento de jardines es esencial para ellos.

Si se dispone de las 3 características anteriormente mencionas, lo demás se convertirá en una experiencia de lo más gratificante. Ya que otorga tanto beneficios propios, como también familiares.

Ente los beneficios personales que brinda, se encuentra la disminución del nivel de estrés. Las preocupaciones diarias de trabajo pueden llegar a afectar nuestra salud si no se drenan. La conexión con el jardín es una buena solución.

Entre los beneficios familiares, se consigue crear un vinculo más estrecho y fuerte con los integrantes de esta. En la labor del mantenimiento de jardines, cada uno puede tomar un rol importante y aprender a trabajar en equipo.

En esta entrada se estarán dando a conocer algunos de los mejores consejos y tips para llevar a cabo esta labor de la mejor manera.

Labores importantes en el mantenimiento de jardines

No es necesario contratar una empresa o persona experta en esta labor para poder tener nuestro jardín bonito. Mientras tengamos en cuenta cada uno de los siguientes factores, el exterior de nuestra casa se mantendrá saludable.

Riego e hidratación.

Para nadie es un secreto que las plantas y flores necesitan una buena hidratación para lograr crecer sanas y bonitas. Por esto, la labor del regado, se puede considerar como la más importante, sin restarle a las demás.

Esta tarea va a depender mucho del clima y la estación del año en la que nos encontremos. Ya que, en invierno, gracias a las lluvias y la humedad, no se necesitará regar tanto las plantas, como en verano.

Para las épocas más calurosas y secas, lo más recomendado es comprar e instalar un sistema de riego automático. Esto porque, gracias a los bajos niveles de humedad, el césped debe ser regado al menos por media hora diaria.

En cambio, en los meses fríos, del invierno, regar el césped se puede hacer manualmente. Debido a que no hay calor e intensidad de luz solar, el agua logra almacenarse por más tiempo, sin evaporarse.

Entrando en la labor de regar plantas y flores, esta labor tiene sus técnicas y consejos que se deben seguir. En tiempos calurosos, una vez diaria, mientras que, en invierno, con 2 riegos semanales bastará.

Si las plantas que se tienen, se encuentran en macetas o recipientes, también cambia la manera de regarlas. La hidratación de estas plantas se debe hacer diariamente, por lo que un sistema de auto regado no es una mala idea.

Eliminación de malezas.

La maleza será lo que más tiempo demande a la hora de llevar a cabo labores de mantenimiento de jardines. Esto solo si le permitimos que se salga de control y se apodere de un gran territorio de nuestro patio.

Además de perjudicar el buen aspecto de nuestro jardín, pueden legar a incidir en el crecimiento de nuestras plantas. Por eso lo mejor es arrancarlas o trasplantarlas a otro lugar (en caso de no querer quitarlas desde la raíz).

Cual sea la forma que decidas para retirar la maleza del jardín, hay que hacerlo pronto. Estas malas hierbas suelen producir semillas que luego se esparcirán por todo el suelo, haciendo crecer más de estas. A esto se le conoce como auto sembrado.

Lo más recomendado es plantar flores y plantas con el menor espacio entre ellas, para evitar el crecimiento de malezas. Con esta técnica, logramos dejar sin espacio de crecimiento de estas malas hierbas. Así no absorben nutrientes de la tierra.

Acolchado separador.

El acolchado, también conocido como mulching, se convertirá en nuestro mejor amigo en la labor de mantenimiento de jardines. Proporciona beneficios a este espacio, tanto de apariencia como se salud.

Si esta bien distribuido, el mulching logrará brindar otra visión a las plantas de nuestro jardín. Debemos planificar bien en que lugar se verá mejor y que forma darle para mejorar el aspecto visual.

En cuanto a los beneficios de salud, además de evitar crecimiento de malezas, aumentan la salud de la tierra. Esto porque ayudan a almacenar la humedad necesaria para que el suelo no llegue a secarse tan rápido.

El acolchado de suelo más recomendado es el que se fábrica con residuos de materiales de origen orgánico. Este, con el paso del tiempo, se descompondrá, brindándole así nutrientes y beneficios a la tierra que esté cerca.

Entre los mulching orgánicos que podemos encontrar se encuentran las hojas secas y la corteza de árbol. Los acolchados inorgánicos pueden ser algo más decorativos, por ejemplo, piedras.

Si lo que se desea es brindar salud y nutrientes a nuestro suelo, el mulching orgánico es la mejor opción. Pero, si queremos dar otro aspecto a nuestro jardín, el acolchado inorgánico es el indicado.

Buen aseo de las plantas.

Para evitar que nuestras plantas y flores adquieran un aspecto desagradable, se debe tener cuidado en su limpieza. Factores como el clima, mala hidratación o algunos insectos, nuestras plantas pueden desmejorar su aspecto.

Lo mejor es eliminar esas zonas que no sean favorables para el crecimiento y apariencia de estas. Pétalos marchitados, hojas naranjas (por la llegada del otoño) y las ramas secas deben ser retiradas al notar su presencia.

Con esto evitaremos que ese desperfecto logre regarse por más partes de la planta. Dándole más posibilidades de crecer de una forma sana, además de conservar su buen aspecto.

También, algunos insectos y malezas pueden causar enfermedades en nuestras plantas y flores. Estas enfermedades, si no son detectadas a su debido tiempo, puede ser muy tarde para salvar la salud de estas.

Uso de fertilizantes.

El uso de abonos y fertilizantes es un factor que no puede ser pasado por alto. De esto también depende mucho la salud y el óptimo crecimiento de nuestras flores y plantas. Hay que acordarse de que unas plantas saludables dan menos trabajo en el mantenimiento de jardines.

Se debe tener en cuenta que cada planta posee una función específica, por eso la aplicación de fertilizante no es igual. Pero, normalmente, el abono y los productos fertilizantes deben ser aplicados en los días iniciales de la primavera.

En esta época del año, las plantas suelen crecer de forma activa debido a la alta concentración de nutrientes de los suelos.

Dejando a un lado los requerimientos específicos de las plantas, lo recomendado es aplicar abono mínimo 2 veces por semana. Se aconseja también, que este fertilizante sea de lenta liberación, para mantener un crecimiento constante de las plantas.

Cuidado del césped.

En el mantenimiento de jardines, el buen cuidado del césped juega un papel primordial. Aunque parezca una labor un poco tediosa, es algo que siempre se debe tener en cuenta.

El césped el lo primero que las personas ven al entrar a un jardín, ya sea público o privado. Por esto, debemos mantenerlo en óptimas condiciones, lo más colorido posible.

Con una buena organización y algo de disciplina, la tarea de conservar la esencia del césped se hará de lo más fácil. Una buena planificación y las herramientas indicadas también ayudarán mucho.

El buen cuidado del césped comprende labores como corte y riego. Una grama alta y con poca hidratación hará que este espacio pierda esencia y buena apariencia.

Con respecto al regado, se debe crear un horario para poder llevarlo a cabo de la mejor manera. Lo más recomendado es hacerlo antes que el sol empiece a pegar fuertemente, es decir, las 8 de la mañana.

En cuanto a la cantidad de agua necesaria, se recomienda al menos unos 10 litros de esta, por cada metro cuadrado. La buena distribución de esta, a la hora de regar, proporcionara los nutrientes perfectos.

Hablando del tamaño óptimo que debe tener nuestro césped, va a depender directamente del clima de la zona. En climas fríos, se recomienda mantener la altura de la grama por debajo de los 3 centímetros.

En cambio, en climas calurosos o estaciones como el verano, lo mejor es mantener el césped entre los 5 y 6 centímetros.

Un consejo esencial en cuanto al cuidado del césped en el mantenimiento de jardines es resembrar. No se debe dejar el mismo césped por mucho tiempo. Lo más recomendado es realizar el resembrado en los primeros días de la primavera.

Otros tips y claves para el mantenimiento de jardines

  • Evitar a toda costa las hojas fuertes en las podadoras, suelen lastimar mucho las platas.
  • Planear con anticipación la inclusión de plantas y flores que no requieran tanta atención.
  • Utilizar arbusto que no ameriten ser podados con formas.
  • Mantener un equilibrio armónico en cuanto a las formas y colores de los elementos que conforman el jardín.